Hábitats

En el Parque Natural de la Tinença de Benifassà la diversidad de ambientes es muy grande, y  podemos encontrar una gran variedad de hábitats naturales declarados de interés comunitario según la directiva  Hábitat . Se pueden consultar todos los hábitats prioritarios europeos en la web del Ministerio de Medio Ambiente. En nuestro Parque, podemos encontrar los siguientes hábitats de interés europeo dentro de siete tipologías principales: hábitats de agua dulce, brezales y matorrales templados, matorrales esclerófilos, formaciones herbáceas, turberas, hábitats rocosos y, por último, bosques.  

 
Hábitats de agua dulce
 
3140: Masas de aguas calcáreas con vegetación acuática : Se trata de cuerpos de agua desarrollados sobre sustratos ricos en carbonatos con vegetación acuática dominada por algas verdes de la familia de las caráceas. Estas algas necesitan aguas carbonatadas ya que utilizan el calcio en la formación de sus paredes celulares. La fauna de las lagunas depende sobretodo del tamaño de la masa de agua, desde serpientes de agua hasta aves acuáticas.
 
3250: Ríos mediterráneos : Aunque dentro del Parque encontramos multitud de ríos y torrentes, solo dos de ellos tienen caudal permanente dentro del ámbito del PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales) del Parque, los ríos Sénia y Cervol. Las riberas de estos ríos se encuentra colonizada por vegetación de bajo porte que proporciona baja cobertura y que se encuentra especializada para soportar las crecidas temporales de caudal. En estas condiciones pueden sobrevivir pocas especies, entre las que encontramos algunas de los géneros Mercurialis, Scrophularia, Andryala o Lactuca así como plantas propias de pedregales, como Glacium, Galeopsis y Rumex . La fauna de los ríos mediterráneos es diversa, ya que contiene especies fluviales pero también otras de zonas próximas que acuden a beber, desde insectos hasta grandes mamíferos así como una rica comunidad de aves.
 
Brezales y matorrales de zonas templadas
 
4090: Brezales con aliaga : Estos matorrales forman una banda arbustiva por encima de los niveles forestales o bien viven en claros y zonas degradadas de bosques. Presentan una gran variabilidad florística y suelen ser ricos en endemismos. En nuestro Parque habitualmente las especies dominantes son Erica multiflora y Ulex parviflorus, es también destacable por su forma y abrupta belleza el cojinete de monja (Erinacea anthyllis). La fauna que encuentra refugio en estas formaciones es extraordinariamente variada, pudiendose observar desde cabra (Capra pyrenaica) y gato montés (Felis sylvestris) hasta jabalí (Sus scrofa) y una rica variedad de insectos y reptiles.
 
Matorrales esclerófilos
 
5110: Bojedas en pendientes rocosas : El boj (Buxus sempervirens) forma matorrales densos acompañados de especies de orla forestal como Amelanchier ovalis o especies de Berberis, Rosa , etc. Su fauna es similar a la de otras maquias con las que contacta.
 
5210: Matorrales arborescentes con Juniperus : En nuestro Parque estas formaciones abiertas se encuentran caracterizadas por la presencia de enebro (Juniperus communis), la sabina mora (Juniperus phoenicea) o el oxicedro (Juniperus oxycedrus) de este último podemos encontrar un ejemplar centenario de grandes dimensiones en los molinars de la sierra de Sant Cristòfol en el término de Coratxà. En este hábitat, los espacios entre ejemplares de Juniperus se encuentran ocupados por matorrales bajos o pastos, dependiendo de la altitud y la orientación. Los enebros, oxicedros y sabinas aportan alimento a numerosas aves y mamíferos, sobretodo en invierno, por lo que es fácil encontrar mirlos ( Turdus merula ), zorros (Vulpes vulpes) y garduña (Martes foina).
 
5330: Matorrales mediterráneos y pre-estépicos : Matorrales variados con lentisco (Pistacia lentiscus) , palmito (Chamaerops humilis) , Anthyllis cytisoides , especies de Asparagus, Thymus, Lavandula, Euphorbia , etc. En estas formaciones es fácil encontrar abundantes reptiles y no es infrecuente encontrar aves y mamíferos de todo tipo.
 
Formaciones herbáceas
 
6110: Prados rocosos : Se trata de prados propios de supervicies pedregosas, repisas y otros medios parecidos con suelos incipientes y rocosos, creciendo sobre sustrátos alcalinos y a diferentes altitudes. Son comunidades con estructura abierta, con un estrato superior de plantas de hoja carnosa (crasas) con Sedum sediforme y por bajo con un conjunto diverso de plantas anuales de vida efímera que aprovechan las lluvias estacionales, principalmente de primavera, para desarrollar rápidamente su ciclo vital completo antes de la sequía de verano. Este hábitat suele presentarse en fragmentos de poca extensión, por lo que no posée fauna específica sino que aparecen ejemplares animales propios de otros prados secos y de los matorrales con los que contacta.
 
6170: Prados alpinos y subalpinos calizos : Se trata de prados de alta montaña desarrollados en el sotobosque y zonas claras de bosques de coníferas de alta montaña. Presentan una notable variabilidad florística con abundancia de endemismos. En cualquier caso, son comunes las hierbas de los géneros Festuca y Poa acompañadas de matas leñosas de Thymus, Teucrium, helianthemum, Fumana, Arenaria, Paronichia , etc. La fauna se comparte con la de pinares, matorrales de montaña, pedregales y otros pastos de montaña.
 
6210: Prados secos y matorrales ricos en orquídeas : Son formaciones densas, muy ricas en especies, que pueden llegar al medio metro de altura. Las especies dominantes son gramíneas como Bromus erectus , Brachypodium retusum , Helictotrichon cantabricum  o Festuca nigrescens . En ocasiones, estos prados contienen buenas poblaciones de orquídeas de diversos géneros, particularmente de Ophry s , Orchis , Dactylorhiza , etc.
 
6220: Zonas subestépicas de hierbas anuales : Se encuentran siempre en ambientes bien iluminados en claros entre matorrales o repisas rocosas. Encontramos plantas herbáceas anuales a menudo de desarrollo primaveral efímero. Presentan una gran variabilidad florística con abundancia de endemismos mediterráneos entre los que se encuentran Arenaria, Chaenorrhinum, Linaria, Silene , etc. En cuanto a la fauna, el componente más importante suelen ser invertebrados, aunque es frecuente encontrar alondra (Alauda arvensis), triguero (Miliaria calandra), tarabilla común (Saxicola torquata), etc.
 
6420: Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas : Son prados densos, verdes todo el año, en los que destacan los juncos (p. ej. Scirpoides holoschoenus , Juncus acutus , Carex mairii ) formando un estrato superior discontinuo. En el estrato inferior son frecuentes gramíneas como Briza minor , Melica ciliata , Cynodon dactylon , y especies de Festuca, Agrostis, Poa , etc. El topillo de Cabrera (Microtus cabrerae)(incluido en el anexo II de la Directiva Habitat) es un endemismo típico de estos ambientes, aunque por el momento no ha sido citado en la Tinença.
 
6430: Prados de hierbas altas de orlas de llanura y de los pisos montano a alpino : Se trata de comunidades ombrívolas que se encuentran en lugares de alta humedad y materia orgánica. Son formaciones herbáceas de cierto porte como Alliaria petiolata , Urtica dioica , Aconitum vulparia , Filipendula vulgaris , etc. La fauna es inespecífica o relacionada con los bosques colindantes. Existen lepidópteros (mariposas) especializadas en consumir algunas plantas tóxicas típicas de estos ambientes (algunos noctúidos, Papilio, etc.).
 
Turberas y áreas pantanosas
 
7220: Travertinos sobre manantiales calizos : Este hábitat incluye fuentes, manantiales y rocas rezumantes en las que el afloramiento a la atmósfera de aguas saturadas en carbonatos da lugar a precipitados de calcio (tobas, travertinos, tufos, etc). el resultado son substratos calizos muy puros en los que la evolución del suelo es muy escasa, falto de nutrientes como el nitrógeno o el fósforo. La vegetación se caracteriza por la abundáncia de musgos con especies de los géneros Cratoneuron, Eucladium, Philonotis, etc, que forman un tapíz bajo el que se desarrolla el tuf calizo. A menudo encontramos helechos como el adianto (Adiantum capillus-veneris ) o la especie carnívora llamada "grasilla tortosina" (Pinguicula dertosensis) que captura pequeños artrópodos con la superficie pegajosa de sus hojas, tapizadas de pelos glandulares provistos de enzimas con los que digieren los tejidos animales y obtienen distintos nutrientes de natural escasos en estos hábitats.
 
Hábitats rocosos y cuevas
 
8130: Desprendimientos rocosos : Acúmulos de piedras propios de vertientes montañosas, con vegetación dispersa que enraíza entre fragmentos rocosos. Entre las plantas más habituales encontramos Linaria, Crepis, Iberis, Viola, Biscutella, Scrophularia , etc. El aislamiento genético impuesto por las condiciones ambientales restrictivas y por la distancia geográfica de las poblaciones vegetales genera un elevado nivel de endemicidad. Los vertebrados más asiduos a este hábitat son especies de montaña que a menudo anidan o hacen sus madrigueras entre los bloques estabilizados.
 
8210: Pendientes rocosas, vegetación rupícola : Comunidades vegetales abiertas de plantas perennes enraizadas en fisuras y grietas. Se trata de comunidades pobres en especies pero muy diversas a una escala geográficamente amplia debido a su variabilidad. Encontramos especies de los géneros Androsace, Antirrhinum, Sedum, Saxifraga, Petrocoptis, Linaria, Silene, Centaurea o Teucrium . También helechos como Asplenium, Ceterach o Cosentinia . La fauna rupestre es diversa, destacando las rapaces: buitre leonado ( Gyps fulvus ), águila real ( Aquila crysaetos ), halcón peregrino ( Falco peregrinus ), buho real ( Bubo bubo ), y numerosos paseriformes como la chova piquirroja ( Pyrrhocorax pyrrhocorax ), el avión roquero ( Ptyonoprogne rupestris ), etc.
 
8310: Cuevas no exploradas por el turismo : Los hábitats cavernícolas se caracterizan por la falta de luz, por lo cual los organismos fotosintéticos quedan relegados a las entradas de cavidades. En estas entradas o bocas podemos encontrar algunas plantas vasculares propias de pendientes rocosas así como musgos y algas tapizantes. Uno de los aspectos más interesantes es la fauna altamente especializada que aloja, principalmente especies de invertebrados terrestres o acuáticos con altas tasas de endemicidad, dada la dificultad que tienen para colonizar otras cuevas. Entre los vertebrados destacan los murciélagos, que hibernan en estos refugios y donde instalan sus colonias de cría. Se trata de animales muy vulnerables que conviene no molestar ni con luces ni ruidos para no amenazar aún más su beneficiosa presencia. 
 
Bosques
 
9180: Bosques de laderas, desprendimientos o barrancos : Bosques mixtos caducifolios propios de lugares abruptos y umbríos, como barrancos. Se trata de formaciones mixtas muy diversas, con arces (Acer granatense) tilos (Tilia platyphyllos) y mostajos (Sorbus aria). Al rico estrato arbóreo acompañan numerosos arbustos, como el madroño (Arbutus unedo) la sabina mora (Juniperus phoenicea), etc. La escasa extensión de las manifestaciones de esta interesante formación impide hablar de una fauna específica, pudiendo encontrar refugio especies forestales relacionadas con las paredes de roca cercanas.
 
92A0: Bosques de ribera de sauces y chopos : En los cursos de agua la vegetación forma bandas paralelas al lecho del río según el gradiente de humedad del suelo. Idealmente al lado del agua crecen los sauces arbustivos (Salix atrocinerea , Salix purpurea , Salix eleagnos ). La segunda fila la forman las choperas (Populus alba) con sauces arbóreos ( Salix alba , Salix fragilis ). El sotobosque de estas formaciones lleva arbustos generalmente espinosos, sobretodo en los claros ( Rubus, Rosa, Crataegus, Prunus, Sambucus, Cornus , etc.) herbáceas ( Ranunculus, Geum ) y numerosas lianas ( Humulus, Vitis, Clematis , etc). La fauna es rica, como corresponde a un medio muy productivo. Resulta característica la avifauna, con especies como la oropéndola (Oriolus oriolus), etc.
 
9240: Robledales de quejigo : El estrato arbóreo de los bosques de quejigo (Quercus faginea) suele ser monoespecífico, aunque en ocasiones aparece mezclado con arces (Acer monnspessulanum , Acer opalus , Acer campestre ) o mostajo (Sorbus aria). La orla es de Viburnum lantana, Amelanchier ovalis, Crataegus monogyna , etc. El estrato herbáceo contiene orquídeas ( Cephalanthera, Epipactis ). Los matorrales de sustitución pueden llevar boj (Buxus sempervirens), gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), etc. La fauna es parecida a la de otros bosques mediterráneos, por ejemplo la de los bosques esclerófilos.
 
9340: Bosques de carrasca : Son bosques densos de carrasca con arbustos como  boscos densos de carrasca (Quercus ilex) con arbustos como Smilax aspera , Rubia peregrina , Arbutus unedo , Juniperus communis , etc. En estos ambientes encontramos una rica fauna, con gato montés (Felis silvestris), jabalí (Sus scrofa), paloma torcaz (Columba palumus), etc.
 
9380: Bosques de acebo : El acebo (Ilex aquifolium) ocupa umbrías o fondos de barranco con cierta humedad. Suele aparecer en forma de individuos aislados, pero en ocasiones forma pequeños rodales dentro de bosques templados, frescos y húmedos (hayedos, robledos, pinares). Frecuentemente se encuentran alterados por humanos, que han utilizado estos hábitats como refugio de ganado y para otros usos. Solo algunas especies vestales pueden adaptarse a la sombra densa que forman. Los frutos del acebo maduran en invierno, y constituyen un alimento básico para un gran número de aves y mamíferos própias de las zonas de montaña.
 
9530: Pinares mediterráneos de pino negro endémico : El pino negro ( Pinus nigra subsp. salzmannii ) es la variante endémica occidental de Pinus nigra , especie ampliamente distribuida por el Mediterráneo. Esta especie se encuentra por encima de los 900 m creando formaciones abiertas mixtas con Pinus sylvestris, y con un importante manto arbustivo de Juniperus communis , Erinacea anthyllis , Amelanchier ovalis , Sorbus aria , Helleborus foetidus , etc. la fauna es típicamente forestal con corzos, jabalís, gavilanes etc. La graelsia es una mariposa significativa de los bosques ibéricos de Pinus nigra o Pinus sylvestris .
 
9540: Pinares mediterráneos de pino carrasco : Estos pinares de Pinus halepensis actúan como pioneros en la sucesión hacia bosques de Quercus . Aparecen a baja altitud, típicamente por bajo de los 800 m. Forma masas mixtas de Quercus coccifera , Juniperus oxycedrus , Rosmarinus officinalis , Phillyrea angustifolia , etc. La fauna de estos pinares es muy diversa y abundante, incluyendo nidos de rapaces y madrigueras de numerosos mamíferos.