Flora y vegetación





La gran biodiversidad reinante en el macizo del Penyagolosa está originada por los diferentes substratos calcáreos y silíceos y por la combinación de los climas continental y mediterráneo.
La vegetación que se desarrolla en el parque natural varía en función de la altitud y la geología. En las cotas más bajas crece el pino negral (Pinus nigra), a la solana y con substrato silíceo encontramos el pino rodeno (Pinus pinaster) y en las umbrías y tierras altas predomina el pino albar (Pinus sylvestris). También es frecuente observar formaciones de sabina albar (Juniperus thurifera). Cabe destacar la presencia de roble valenciano (Quercus faginea), el tejo (Taxus baccata) e interesantísimas formaciones de melojo (Quercus pyrenaica).
 
La Orden de 16 de noviembre de 1998, de la Conselleria de Medio Ambiente, declaró el barranco de la Pegunta microrreserva vegetal, para favorecer la conservación de una zona de menos de veinte hectáreas, en la cual conviven especies botánicas raras, endémicas o amenazadas como la campanilla de invierno (Galanthus nivalis), la lechuguilla del bosque (Hieracium valentinum), el acebo (Ilex aquifolium) y el tejo (Taxus baccata).