Recomendaciones para la visita

Nos encontramos en un espacio natural protegido. Para contribuir a su conservación debemos intentar visitarlo en grupos reducidos, hacer el menor ruido posible, no salir del camino delimitado, respetar a los animales y plantas, no fumar ni encender fuego, respetar las normativas forestales y no dejar basuras, residuos ni huellas de nuestro paso por el itinerario.
 
No se permite desembarcar sin permiso del personal de la Reserva Natural, acampar, desembarcar animales domésticos ni tomar muestras de suelo y rocas.
 
Llegar a la isla en barco no implica asegurarse la visita a tierra. Existen unos cupos máximos de personas que pueden desembarcar al día, basados en un estudio de capacidad de carga. La visita es guiada, en unos horarios establecidos y de un número máximo de 20 personas por grupo. Todo ello persigue el equilibrio entre la conservación de un ecosistema frágil, el disfrute y conocimiento de las personas y la calidad de la visita. Los permisos para acceder se dan una vez el grupo ha llegado a la bahía de l'Illa Grossa. Para el verano de 2012 existe un nuevo procedimiento, infórmate en la sección "tablón de anuncios" de esta página web.
 
Existe la posibilidad de concertar visitas guiadas a l'Illa Grossa para grupos educativos o de carácter cultural, excepto en julio y agosto.
 
La gestión de la parte marina la realiza el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Aunque para bucear a pulmón no es necesario ningún permiso, sí que se debe recordar al visitante que, a pesar del resguardo que ofrece la bahía de l'Illa Grossa, se encuentra en alta mar con lo que se recomienda prudencia. No se pueden tocar ni pisar los fondos marinos ya que están cubiertos de vida.
 
Se recomienda ponerse en contacto con el Centro de Información de las Islas Columbretes para cualquier aclaración.