Hábitats

La orientación de la sierra, desplegada de noreste a suroeste, provoca que los vientos fríos y húmedos procedentes del noreste, dominantes en el parque, queden retenidos en la cara norte y descarguen el agua contenida.
 
Este hecho, junto al relieve, bastante más abrupto y accidentado en la cara norte, y al predominio de materiales calizos en la composición litológica, han procurado la existencia de diferentes unidades de paisaje vegetal.