Ruta roja: Barranc de l'Infern - Descripción

Mapa de la ruta roja

 

Quejigo en otoño

 

Vista area del valle de Polop

 

Detalle hojas y semillas arce

 

Font del Rossinyol

 

Detalle durillo (Viburnum tinus)

 

 

Este itinerario de unos 4,5 Km se suele realizar en unas 2 horas, transcurriendo por la vertiente norte entre los 950 y 1.190m de altitud.
 
La ruta se inicia en el Centro de Visitantes, llegando a poca distancia a la Glorieta dels Paellers, donde se encuentran las encinas más antiguas del Parque. A 20m descubrimos a la izquierda la Cova Gelada, caracterizada por su frescura (7ºC). Poco después se llega al Pla de la Mina, donde hay una reproducción de un horno de cal, y dos miradores con bonitas vistas. En esta zona puede apreciarse el color rojizo de las arcillas que afloran entre la roca calcárea constitutiva de estas montañas.
 
En esta zona podemos contemplar el carrascal de umbría caracterizado por la abundancia de encinas, con algunos ejemplares de arce, fresno y quejigo o roble valenciano.
 
A 1,1 Km del inicio llegamos al Pla dels Galers, el punto más alto de la ruta y donde es fácil encontrar en el barro huellas y revolcaderos de jabalí. En este punto, mirando hacia las zonas más elevadas, puede distinguirse el bosque mixto mediterráneo caracterizado por la abundancia de caducifolios que acompañan a las carrascas. Cruzando el Pla hacia la derecha encontramos la senda que desciende hacia el Barranc de l'Infern.
 
Entre la vegetación más característica,  se pueden observar especies trepadoras como la madreselva y la rubia. También destaca la presencia, en las zonas más soleadas, de arbustos como la hiniesta borde, el escobón y el espino albar.
 
Este ambiente resulta ser el hábitat de muchas especies animales, entre las que se puede observar aves como gavilanes, azores, petirrojos, currucas, ruiseñores...
 
A los 10 minutos de descenso encontramos un espectacular acantilado rocoso, donde el camino da un quiebro que ofrece una bonita vista del valle del rio Polop.
 
Conforme vamos avanzando se observa un cambio en el tipo de vegetación, del carrascal de umbría se pasa al predominio de pinar, que corresponde fundamentalmente a repoblaciones de pino carrasco en zonas ocupadas anteriormente por encinas. El estrato arbustivo de este ecosistema es más pobre en cuanto a cantidad y variedad de especies, predominando las aliagas, jaras y algunos enebros.
 
Después de poco más de una hora de camino, alcanzamos el Barranc de l'Infern, zona muy húmeda y fresca, por donde llega a correr el agua en época de lluvias. Aquí abundan los helechos y musgos, y las hojas de los durillos  alcanzan tamaño espectacular. También hay zarzamoras, ruscos y hiedras.
Caminando hacia el siguiente barranco podremos ver, al mirar hacia arriba, el edificio del centro de visitantes, apreciando que estamos en el punto de menor altitud de la ruta.
 
En apenas 20 minutos habremos alcanzado la carretera, tras atravesar dos pequeños barrancos.
 
A la derecha de la curva se encuentra la Font del Rossinyol, y escaleras que llevan hasta un área de paelleros. Caminando junto a la carretera finalizamos en 10 minutos en el Santuario.